Tipos de ojeras

Quitar ojeras

Información y tratamiento de ojeras, párpados caídos y bolsas en los ojos

Existen varios tipos de ojeras con distintos aspectos y características y provocados por distintos motivos.

Imágen de tipos de ojeras

Entre los tipos de ojeras, podemos destacar los siguientes:

  • Ojeras por distensión de la piel o por flacidez. Estas ojeras suelen aparecer en personas de edad avanzada, ya que están relacionadas con la aparición de las arrugas. Estas ojeras pueden ser tratadas con productos astringentes, peelings, lifting mediante ionización, masajes sobre las ojeras, drenaje y alta frecuencia indirecta.
  • Ojeras hundidas que se ven normalmente en las personas muy delgadas. Este tipo de ojeras suelen tratarse con infiltraciones.
  • Ojeras por diferencia de coloración de la piel que aparecen en las personas muy morenas o en las personas de color. Estas ojeras destacan más cuando la persona afectada ha estado expuesta a la luz solar sin protección. El mejor tratamiento para este tipo de ojeras es la prevención de las mismas a través de protección solar.
  • Ojeras por problemas circulatorios, con congestión, dilatación o fragilidad de los vasos sanguíneos que se encuentran bajo la piel en los párpados. Este tipo de ojeras son de color morado o azulado. Estas ojeras se hacen más evidentes con el paso de los años, ya que a medida que van pasando los años, la piel se vuelve más fina. Estas ojeras pueden ser tratadas con compresas frías y paños calientes alternados sobre la zona ocular, drenajes linfáticos, masajes, presoterapia y gimnasia pasiva.
  • Ojeras transitorias son las ojeras que duran un tiempo pero que con el tratamiento adecuado pueden desaparecer. Son ojeras transitorias que pueden ser provocadas por alguna enfermedad o por la falta de sueño.
  • Ojeras crónicas son provocadas por los genes o herencia. Son más difíciles de tratar ya que son una característica física de la persona.
  • Ojeras por trastornos alimentarios, estas ojeras pueden ser provocadas por algunos alimentos. Ciertos alimentos pueden provocar reacciones alérgicas como las ojeras. Por lo tanto, estas ojeras pueden presentarse en cualquier persona.

Ojeras oscuras o negras

Las ojeras oscuras pueden estar causadas por muchas razones, como por ejemplo, por herencia, situaciones de estrés, un ineficiente sistema de drenaje linfático, etc. El tratamiento dependerá por lo tanto de la causa de las mismas. Algunos de los tratamientos más utilizados pueden basarse en el uso de cremas, productos a base de vitamina K y ácido retinóico, terapias de láser, microdermobrasión, etc.

La hiperpigmentación puede provocar la aparición de ojeras oscuras o negras. La formación de este tipo de ojeras normalmente tiene lugar en las personas de piel más oscura. El mejor tratamiento para este tipo de ojeras es la prevención. Las personas con hiperpigmentación deberían evitar la exposición solar sin protección. El el caso que las ojeras ya hayan aparecido pueden tratarse con cremas blanqueadoras o con láser. El problema de este tipo de ojeras no es la dificultad del tratamiento, sino la facilidad de reaparición que tienen.

Ojeras moradas

Las ojeras moradas pueden aparecer en las personas con la piel de los párpados muy fina, normalmente éste es un rasgo hereditario. Este tipo de ojeras suelen ser de color morado ya que el músculo del párpado subyacente se muestra a través de la piel y crea un color azulado o púrpura.

Las ojeras moradas también aparecen en las personas que tienen las venas o los vasos sanguíneos más prominentes. Aunque todo el mundo tiene venas y vasos sanguíneos en la piel los párpados, hay personas que se les nota más que a otras. Normalmente, estas personas pueden ser tratadas, aunque las personas con los capilares más inflamados, no pueden someterse a ningún tratamiento, ya que puede ser peligroso para su salud ocular.

Ojeras hundidas

Las ojeras hundidas pueden ser causadas por defectos o deformaciones faciales. Los hundimientos en la unión entre los párpados inferiores y las mejillas pueden ser tratadas con cirugía.

La deformidad Arcus es un círculo con forma de media luna oscura o depresión que se produce debajo del párpado inferior, empezando a un lado de la nariz en la esquina de los ojos y hacia el otro lado de la cara y con una curva hacia arriba hasta la esquina exterior del ojo es un tipo de ojera hundida.

La deformidad del lagrimal es un signo de envejecimiento facial avanzado y es causada por el hundimiento o descenso de la mejilla en el medio de la cara que se produce con el envejecimiento facial, éste es otro tipo de ojera hundida.

La delgadez extrema también puede ser una de las causas de las ojeras hundidas debido a la falta de grasa facial. Las ojeras hundidas también pueden ser provocadas por una herencia genética. Al igual que la delgadez de la piel de los párpados, una persona también puede nacer con deficiencia de grasa y de hueso en la cara. Este tipo de ojeras pueden ser tratadas con cirugía. En estos casos se puede inyectar grasa en la zona de la ojeras para que parezcan más hinchadas.

Artículos relacionados con Tipos de ojeras